Gervasio Sánchez: fotoperiodismo imprescindible

Estos días se exhibe en el museo de la Diputación Provincial de Huesca la exposición denominada “Vida” del fotoperiodista de guerra Gervasio Sánchez.
Es una impresionante colección de imágenes de este fotógrafo que trabaja en zonas en conflicto con el vínculo de la pelea por la vida en medio del desastre.

Tuve la suerte de poder asistir a una muestra guiada por el propio autor hace  algo Máster de una semana.
Quería haber hecho este post en ese mismo momento, pero la verdad es que no me salía.
Tenía que tomar cierta distancia para intentar ser un poco más neutral.
La exposición es impresionante. Muchas de las imágenes, al parecer, son inéditas. Y realmente sorprende cómo han podido permanecer inéditas algunas de estas sobrecogedoras imágenes.
Todas obtenidas en cualquiera de los conflictos de guerra que hay y sigue habiendo por todo el mundo: Irak, los Balcanes, Siria, África…
El común denominador de todas estas imágenes es que muestran, o intentan mostrar, el lado más amable de la supervivencia en medio de la enorme tragedia.
Un absoluto placer escuchar las palabras de este fotógrafo periodista nacido en Córdoba pero afincado desde hace años en Zaragoza.
Enormemente crítico (dolorasamente crítico) con los poderes políticos y económicos de esta Europa “civilizada” que nos ha tocado en suerte.
Las guerras no son posibles sin los armamentos que los países desarrollados proporcionan sin ningún escrúpulo a estos países.
Tremendo testimonio humano de este periodista, fotoperiodista, elevado a la categoría de artista de la fotografía.
No perderse esta exposición.
Sigue en el precioso escenario de la sala de la Diputación Provincial de Huesca hasta el 20 de mayo.
Pero en la red hay innumerables documentos sobre la persona y la obra de Gervasio Sánchez.
La característica más importante y definitva de su trabajo es el seguimiento que hace de muchos de sus personajes a lo largo del tiempo. Esto creo que es algo único. Yo no sé de ningún otro fotógrafo que lo haga. Personajes con nombre propio e historia intransferible recordado y fotografiado por un periodista tan excelente fotógrafo como excepcional persona.
Imprescindible.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *