120 pulsaciones por minuto.


Espléndida y durísima película dirigida por Robin Campillo, coguionista de la mítica “La clase” película francesa del 2008 y, también como esta, primer premio en el festival de Cannes de aquel año.

Un film valiente con una interpretación soberbia del joven actor argentino Nahuel Pérez Biscayart.

Wikipedia.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *