El #MAMOOCafé. En Madrid a 20 de febrero

Llegada un poco antes de la hora convenida al Starbucks de la Calle de la Princesa (¿dónde está ese Starbucks?) que resultó ser el de la Plaza de los Cubos.

la foto 1

Pocas personas al principio pero no hizo falta mostrar la entrada obtenida con Eventbrite (la de herramientas que estamos aprendiendo).

entrada

Enseguida se fue animando la cosa siendo colocados en el centro del espacio dificultando el movimiento de los que no formaban parte de la fiesta.

la foto 5

Grata bienvenida del servicio del Starbucks con cata incluida de un café con tonos y sabores (debo ser un poco desaborido porque a mí me costaba mucho identificar estos tonos de los que hablaban) pero el café está agradable y además nos regalan un paquetito para llevarnos a casa. regalo2

Mi excompañero José Luis Cabello propone que nos presentemos en una rápida ronda y yo añado que estaría bien recoger en un documento los nombres de los asistentes. Acordamos escribir nuestro nombre de usuario en Twitter. Mª Jesús García se lleva la lista para recopilarlos todos. Yo me aventuro a dejar reflejo de todos los que nos juntamos (por orden de firmado): @idocente, @angelpuente, @Fatima_delgado_, @mariahdeo, @afuentes1968, @javinit, @FernandoCheca, @Naja1Luis, @MiPrimeraTiza, @carmenncls, @AgoraAbierta, @rutondos, @paolaiasci1, @mjguirado, @educandoando, @Laura_S_Garcia, @martatoran, @Isabel_Gonzal, @MamenJG12, @edulcoro, @moreno_almu, @emecvalladares, @CuevasAlv, @soicarte o @Fejerod, @mjRuedaCayon, @londones, @Susanna_cb, @mjgsm.

Tras las presentaciones, nos dividimos, más o menos en dos grupos, e intentamos dialogar sobre las preguntas planteadas.

– ¿Cómo te gustaría que fuese tu Escuela o centro educativo?

Parece que fue un deseo bastante unánime el de tener conectividad. La realidad en muchos centros (sobre todo, públicos) dista mucho de ser la ideal para poder realizar actividades en la red por esa falta (o mala calidad) de la conexión a Internet. No se piden PDIs, se piden, fundamentalmente, PD: cañones fijos con conexión a Internet (el ordenador ya no es tan importante) con suficiente ancho de banda para permitir una fluida navegación.

También se habló de que las escuelas debían de romper sus muros en sentido figurado: que la actividad que se genera en el aula trascienda los espacios cerrados de la misma. Pero también en sentido real: abrir esas puertas que a menudo permanecen cerradas a la observación, al intercambio con otros compañeros, con otros grupos de alumnos…
Se relataron algunas experiencias de proyectos en los que se producía este salto de los muros del aula, del colegio, del pueblo… e Internet devolvía el feedback del impacto que la actividad había originado en territorios y personas distantes.
En definitiva queremos aulas abiertas e inclusivas.

– ¿Cómo debería ser la Educación del siglo XXI?¿En qué tendría que cambiar?

La Educación debería ser un trabajo coordinado de todo el equipo docente. No vale el que cada profesor haga lo que le parezca descoordinado con el resto del profesorado.
Hablamos bastante de la resistencia al cambio de una buena parte de los compañeros. De los profesores que comentan: “yo de eso no sé”, “a mí no me pagan para eso”, “yo ya he aprobado una oposición…”. Son excusas para no hacer ese esfuerzo por formarse y por cambiar las metodologías que ahora tienen que estar mediadas por las TIC. No valen ya estos argumentos. A los profesores sí nos pagan para esto. Para enseñar, para ayudar a nuestros alumnos, para acompañarlos en este proceso formativo que hoy no se puede entender sin el uso de las tecnologías. Para seguir formándonos y estar en la sociedad que nos está tocando vivir.

Se comentó las dificultades que implica el uso de los teléfonos móviles en el aula. Algunos compañeros comentaron experiencias negativas al respecto. Otros respondían que todo depende del uso que queramos dar a esos teléfonos móviles. Los dispositivos móviles están ahí y no podemos obviarlos. Se trata de aprovechar su uso para conseguir objetivos educativos. Pero esto no se puede improvisar. Hay que hacerlo trazando un plan de trabajo. Y, aún así, este uso tiene sus riesgos, claro, pero es que el hecho educativo es en sí mismo una actividad con muchas dificultades que tenemos que asumir con realismo y cierto entusiasmo.

– ¿Qué se puede hacer desde la Escuela para que la Educación sea un asunto importante para toda la comunidad, y no sólo de los docentes o de padres y madres?

Hablamos de la importancia de los padres. Por ejemplo, se comentó el hecho de que los menores no pueden tener siquiera cuentas de correo. Pues bien, se les puede pedir a los padres que se la abran en su nombre. De esta forma, el padre o la madre dispone de las claves para entrar en un momento determinado y vigilar el uso que su hijo está haciendo de esa cuenta de correo.

Esta entrada fue publicada en eduPLEmooc y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *